TENGO LA RECETA

Un sitio de cocina sin secretos.

Cómo hacer salsa pesto.

La salsa pesto tiene una elaboración tan simple que no merece la pena comprarla de bote. Además como desde la primera vez que la hagas te va a salir bien, vas a comprobar como el pesto casero está mucho más rico que cualquiera de los que puedas encontrar hechos en el mercado.

Según la zona de Italia existen diferentes tipos de pesto pero nosotros vamos a hacer la receta más popular, sencilla y rica.

Salsa Pesto
Ingredientes para cuatro personas:

- 20 hojas de albahaca (un manojo)
- 100 gr de aceite de oliva (medio vaso)
- 50 gr de piñones
- 50 gr de queso parmesano rallado
- 1/2 diente de ajo
- Un poco de sal

Elaboración:

1- Con ayuda de una batidora o tourmix trituramos la albahaca con dos cucharadas de agua, el queso, los piñones y el ajo.

2- A la pasta que nos ha quedado le añadimos el aceite y volvemos a batir hasta que se haga una “crema” homogénea.

Si te interesa, sigue leyendo…

GD Star Rating
loading...

Cocer Pasta. Las diez claves, trucos, consejos y secretos para cocinar pasta.

Cocer pasta es una técnica de cocina sencilla pero existen algunos trucos para conseguir que nos quede en su punto justo y que nos se pegue.   

 

Las 10 claves para cocer pasta:

1- Material para cocer la pasta: 

- Una cacerola grande y alta:

Uno de los errores más comunes a hora de cocer pasta es utilizar una cacerola demasiado pequeña. Cuanto más pequeña sea la cacerola que usemos más posibilidades tendremos de que la pasta se nos pegue y apelmace.

Como suele decir un amigo mío: “En una cacerola grande cabe lo mucho y lo poco”

- Un cucharón:

Lo necesitaremos para remover la pasta durante la cocción, nos vale cualquiera, sólo debemos tener en cuenta que sea lo suficientemente largo para que llegue hasta el fondo de la cacerola.

- Un escurridor:

Debemos tenerlo a mano porque más de una vez he visto que a algún cocinero se le pasa la pasta porque cuando ésta llega al punto justo de cocción, se pone a buscar el escurridor y… ¿dónde lo tenía? ¡si yo juraría que estaba en la estantería!…  Total que al final la pasta se pasa. 

2- Ingredientes para cocer la pasta:

- Agua:

La pasta se debe cocer en agua abundante, mínimo un litro por cada 100 gr de pasta.

- Sal:

La cantidad de sal debe rondar los diez gramos por litro, el equivalente a dos cucharadas de postre.

- Aceite:

No es obligatorio pero si le añadimos unas gotas de aceite al agua ayudaremos a evitar que la pasta se pegue.

- ¿Cueces o enriqueces?

Muchas recetas invitan a aderezar el agua de cocción con: Caldo, laurel, granos de pimienta y otras especias. Esta es una buena opción para pastas que se vayan a servir en blanco, es decir, sin salsa ni sofrito alguno. Para el resto de recetas si hay que añadir alguna especie o caldo mejor invertirlo en la salsa.

Si te interesa, sigue leyendo…

GD Star Rating
loading...

Receta de Pasta a la Crema de Salmón Ahumado.

La pasta a la crema de salmón ahumado es una receta muy sencilla y rápida de elaborar que además sale riquísima y sin margen de error. Vamos una receta ideal para esas ocasiones en las que no te apetece mucho ponerte a cocinar y además quieres quedar o comer bien.

Podemos hacer este plato con cualquier tipo de pasta: larga (tallarines, espaguetis, fetuccini…), corta ( macarrones, gnoccis, farfalle..) e incluso con pastas rellenas ( raviolis, tortellinis, agnolottis..).

Nosotros hemos escogido las orecchiette (en italiano significa orejitas) que es una pasta redondita de unos dos centímetros de largo, con aspecto de cúpula blanca más fina por el centro que los bordes  y una superficie rugosa; tal y como su nombre indica con forma de orejas en miniatura. 

 

Ingredientes para 4 personas:

400 gr de la pasta que elijas.

- 4 litros de agua.

- 100 gr de salmón ahumado.

- 300 gr de nata.

- 50 gr de parmesano molido.

- Dos cucharadas de aceite de oliva.

- Sal y una pizca de pimienta blanca.

Elaboración:

1- Cogemos una cazuela, le añadimos la nata con un poco de sal y una pizca de pimienta y lo ponemos a reducir a fuego medio (al tres en la vitrocerámica) aproximadamente unos 25 minutos, removiendo de vez en cuando, con una varilla o cucharón, para que no se agarre.

2- Mientras se reduce la nata, volcamos el agua a una cazuela grande, le añadimos una cucharada de aceite, sal y lo ponemos a fuego muy fuerte hasta que empiece a hervir (al seis en la vitrocerámica) .

Si te interesa, sigue leyendo…

GD Star Rating
loading...