TENGO LA RECETA

Un sitio de cocina sin secretos.

Cómo hacer Albóndigas en Salsa. Receta

Hoy vamos con una receta que sin lugar a dudas forma parte de las grandes estrellas de la cocina casera: ”Las albóndigas en salsa”.

Esta receta es ideal para cuando tienes que dejar comida preparada de un día para otro, porque se mantiene perfectamente en la nevera, o incluso voy a más, al día siguiente o a los dos días están aún mejor porque la carne de las albóndigas absorben un poco más la salsa y se ponen más sabrosas y jugosas.

 

Ingredientes para 4 personas:

Para la carne:

- 600 gr de carne picada.

- 50 gr de miga de pan

- 100 gr de leche ( medio vaso de agua).

- 2 dientes de ajo.

- Un huevo.

- 40 gr de harina (Dos cucharadas soperas).

- 100gr de aceite (Medio vaso de agua).

- 400gr de caldo o agua.

- Perejil.

- Una pizca de sal y pimienta blanca.

Para la salsa:

- Una cebolla mediana.

- Una zanahoria.

- Un puerro.

- 100gr de vino tinto. (Medio vaso de agua).

Elaboración:

1- Empezamos preparando la carne para bolear nuestras albóndigas. Lo primero troceamos la miga de pan, la ponemos en un recipiente pequeño y la cubrimos con la leche.

2- Mientras se empapa bien la miga de pan, picamos lo más fino que podamos los dientes de ajo y seis hojitas de perejil

3- En un bol grandote batimos el huevo e incorporamos: la carne, la miga de pan empapada en la leche, el ajo y el perejil picado. Añadimos un poco de sal y pimienta y mezclamos bien hasta conseguir una masa homogénea.

4- Ya tenemos la masa preparada, es el momento de bolear nuestras albóndigas, pero antes ponemos a calentar a fuego medio- alto el aceite en una sartén . Volcamos la harina en un plato y nos humedecemos un poco las manos para hacer bolas de unos 25 o 30 gramos cada una.

5- Según vamos teniendo las bolas las pasamos por la harina, las sacudimos un poquito para eliminar los excesos y las freímos un minuto en la sartén con el aceite.

6- Una vez fritas, las colocamos sobre un papel de cocina para quitarlas un poco de aceite y evitar que nos queden grasientas.

7- ¡Vamos con la salsa!. Pelamos, lavamos bien y troceamos en daditos pequeños la cebolla, la zanahoria y el puerro. Después de trocear las verduras las ponemos en una cazuela junto con el aceite de freír las albóndigas, añadimos un poco de sal y las dejamos que se cocinen a fuego medio durante 15 minutos.

8- Pasado este tiempo subimos a fuego medio- alto y vertemos el vino tinto. Dejamos cocinar 5 minutos para que se evapore el alcohol y añadimos dos vasos de agua o caldo.

9- Para terminar con la salsa, dejamos cocinar todo junto 20 minutos más y la trituramos con la tourmix.

10- Tenemos la salsa y las albóndigas, ahora sólo tenemos que juntarlas y dejar cocer todo junto durante 10 minutos más. Las probamos de sal y las repartimos en platos para hacer disfrutar a los nuestros de los magníficos sabores de la auténtica cocina casera. 

¡Fin de la receta! ¿A que al final ha resultado más fácil de lo que parecía?

 

Secretos y variaciones:

- La carne:

Podemos hacer las albóndigas con carne de ternera, cerdo, pollo, pavo y de cualquier otra carne que se nos ocurra. Pero lo que si te recomiendo es que la carne se la compres a tu carnicero de confianza y huyas de las bandejas preparadas que venden en las grandes superficies en la que muchas veces se utilizan carnes con poco valor comercial.

- El pan:

Debemos asegurarnos de que la miga de pan que usemos esté bien empapada en leche, porque esto ayudará a que la masa se homogenice bien y sea más jugosa.

Si vemos que la miga que usamos no absorbe bien la leche, un truco es que calentemos la leche antes de añadirla para que penetre mejor. También queda muy bien si usamos miga de pan de molde.

- El caldo:

Podemos hacer esta receta con agua, pero si queremos que salga un poco más sabrosa, añadiremos caldo de ave o de carne según la carne que vayamos a utilizar.  

- La salsa:

Con los ingredientes que hemos propuesto en la receta sacaremos una salsa buenísima, pero podemos además según gustos añadirle: Tomate, pimientos, laurel, bolas de pimienta…

Una vez trituramos las verduras, obtenemos una salsa perfecta para disfrutar de nuestras albóndigas, pero en esta receta también podemos hacer una variación como hacíamos con la receta de las carrilleras de cerdo:

- Colamos el caldo en lugar de triturar las verduras en el paso 9.(Desechando las verduras)

- Cocemos dentro de este caldo las albóndigas.

- Volvemos a colar el caldo para separar las albóndigas de su jugo y lo espesamos con un poco de maicena.

Así  obtenemos un jugo neutro que nos ofrecerá infinitas posibilidades.

Aquí te dejo algunos ejemplos de las posibilidades que ofrece esta receta:

- Albóndigas al Oporto: Añadiremos al jugo de las albóndigas una reducción de oporto y dejamos cocer todo junto tres minutos. También podemos hacerlo con otros vinos como Jerez Dulce, Marsala…

- Albóndigas con salsa de setas: Podemos hacerlo con setas de cardo, boletus, champiñones, chantarellas, colmenillas… Tan fácil como saltear las setas y añadirle el jugo de las albóndigas.

-  Albóndigas con salsa de mostaza: Añadiendo al jugo un par de cucharadas de mostaza, preferentemente en grano y lo dejamos cocer dos minutos.

- Albóndigas a la pimienta: Machacamos unos granos de pimienta, los cocinamos dos minutos con un pelín de mantequilla y se lo añadimos al jugo.

- Albóndigas al foie: Salteamos unos dados de foie fresco, se los añadimos al jugo y en el momento de servirlo lo ponemos a cocer un minuto para que no se nos deshaga demasiado.

¡Esta es la idea! Al igual que en la receta de las carrilleras, con el jugo de las albóndigas también podremos hacer tantas salsas como se nos ocurran.

- ¿Y de guarnición?

Para acompañar este plato a mí personalmente no hay guarnición que me guste más que unas patatas recién fritas en cualquiera de sus cortes, aunque también combina muy bien con cualquier guarnición de verduras o con un arroz basmati bien cocinado

 

GD Star Rating
loading...

Receta publicada por: Víctor Langreo.

- Bloguero y cocinero del Hotel Westin Palace de Madrid desde hace más de diez años. Puedes seguirme en:

Categoría: Recetas de Cocina
  • malina comentó:

    esta muy interesanta

    GD Star Rating
    loading...
  • laura comentó:

    Me encantan las albóndigas, pero nunca las había hecho en salsa, siempre con tomate y pimientos. De nuevo receta triunfal, han gustado muchísimo en casa, he utilidado sólo 200 de un fondo clarito de pollo, y luego un “intento” de fondo oscuro también de pollo, este último con un sabor muy intenso, de éste sólo 100 ml. Y han salído de escándalo, que cosa mas rica. Me encantan estas recetas tan versátiles, y que un mínimo cambio consigas tantas salsas diferentes.

    Me encantaría que en algun momento abordarás el tema de los fondos de carne y pescados para los guisos, y los caldos en si mismos para sopas o consomés. He descubierto recientemente los fondos y realmente marcan la diferencia en muchos platos,´pero aún no tengo tantos recursos como para saber aprovecharlos en los guisos. Pero aquí seguirá aprendiendo de tu experiencia y tu buen hacer. De momento todas tus recetas han salido clavadas.

    GD Star Rating
    loading...
    • Víctor Langreo. comentó:

      Efectivamente Laura, jugos y caldos marcan la auténtica diferencia de una gran receta. Dejo el tema pendiente, en cuanto tenga tiempo lo abordaremos como se merece.
      Un saludo.

      GD Star Rating
      loading...
  • geli comentó:

    Hola acabo de conocer tu blog me encanta .Las albondigas son iguales que las que hago yo son fantasticas mis clientes les gustan mucho sencillas pero buenisimas,

    GD Star Rating
    loading...
    • Víctor Langreo. comentó:

      Me alegro mucho Geli.

      GD Star Rating
      loading...

Tu dirección de correo no será publicada.